Mi universidad tiene unas normas APA diferentes: ¿Qué puedo hacer?

Las normas APA (American Psycological Association), nacen en el año 1929, como iniciativa de un equipo interdisciplinario, de crear un estilo de redacción, que facilitará la lectura de los textos,  estas normas son reconocidas internacionalmente, sin embargo los institutos podrían tener sus propios estilos, ante lo cual  surge una interrogante: mi universidad tiene unas normas APA diferentes: ¿Qué puedo hacer?

En base a la interrogante formulada, hay que acotar que el estilo de redacción es algo personal, el cual por ende varía de un autor a otro, ya que depende de lo se desea expresar, según sea su ámbito de estudio o investigación, es así como entonces, podemos encontrar varios tipos de redacción.

Aunado a esto, considerando la redacción como un concepto generalizado que engloba cualquier tipo de escrito, encontramos las siguientes clasificaciones: Informal, académica, literaria, periodística, administrativa y técnica, de cartas, publicitaria, digital, por mencionar algunas, en donde el factor común es el respeto por las reglas básicas de la escritura.

En el caso particular, los escritos de los estudiantes que realizan ensayos, monografías, trabajos de investigación, entre otros, con la finalidad de cumplir con los requisitos académicos de la institución en donde cursan estudios, estos se encuentran dentro del ámbito de la redacción académica. Para ello cuentan con diferentes estilos de redacción entre los cuales podemos citar: APA, MLA, CMS, CSE, MHRA, Bluebook.

La redacción académica bajo las normas APA

En el caso de la redacción académica es muy relevante, ya que esta se caracteriza por compilar información en forma organizada y lógica, dentro del ambiente científico y universitario, cuyo perímetro de estilo es muy amplio, en vista de la gran variedad de ciencias que existen.

Cabe señalar, que este estilo de redacción exige cumplir con un tipo específico de estructura bastante exigente, en vista de la necesidad de verificar todos los requisitos académicos exigidos, los cuales pueden variar según la institución, además de un contenido bastante complejo, donde podemos encontrar cuadros, gráficas, tablas, índices, encabezados, pie de páginas,  citas de otros autores, entre otros.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente el estilo de redacción es bastante personal y esto también aplica a los institutos educativos los cuales podrían establecer sus propios formatos y manuales de redacción respetando las reglas básicas y adecuando los formatos establecidos por otras normas, creando así de esta manera su propio manual de  normas  estilo APA.

Protocolo de redacción del instituto universitario bajo las normas APA

En base a lo expuesto anteriormente, nos podemos encontrar con un escenario en donde una institución educativa cuente con su propia estructura que regule la elaboración de los trabajos de investigación, para lo cual se aconseja seguir el protocolo de redacción del instituto universitario, tomando en cuenta las normas básicas de la redacción académica y la escritura en general.

A continuación se citan algunas características generales del estilo de redacción académica, que se deben tener presente independientemente de las normas que se empleen como base.

  • Se debe tomar en cuenta que los contenidos de los diferentes apartados que conformen el trabajo deben tener coherencia tanto en su contenido como en el volumen de la información.
  • Los títulos de los gráficos, cuadros o imágenes deben tener una enumeración lógica, tomando en cuenta el momento en el cual se presentan en el trabajo.
  • Las notas de pie de página, las referencias y las bibliografías deben citarse y referenciarse de acuerdo a la norma seleccionada para tal fin o empleando los formatos establecidos por la institución en donde se esté realizando el ensayo, tesis o investigación.
  • Las ideas deben expresarse de manera clara, manteniendo cierta sobriedad en el estilo, evitando la ambigüedad de los conceptos y por ende la pérdida por parte del lector de las ideas principales de la investigación.
  • El contenido se debe presentar en tercera persona.
  • Se debe minimizar el uso de las negritas, limitando de ser posible a los títulos y subtítulos.
  • El tipo de fuente más recomendado es el Times New Rom de doce puntos
  • En relación a la ortografía, se debe ser impecable acentuación, uso de los signos de puntuación, uso de las consonantes. (s/c/z; v/b; j/g; n/m))
  • Por lo general los títulos se escriben en mayúscula y los subtítulos solo la primera letra en mayúscula.
  • En los títulos se debe evitar el uso de los verbos conjugados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *